Noticias Principales

 

 

 

Transmisión en Vivo

Al BOLSAZO

¡ OTRA PESADILLA.-Después de lo ocurrido en Oaxaca y Chiapas, con las vibraciones tenebrosas desvaneciéndose lentamente frente a lo trágico, que junto a los estrepitosos y escalofriantes derrumbes, incluye vidas, el territorio azteca es nuevamente sacudido violentamente por un movimiento telúrico 7.1 en la escala Richter, provocando estragos en Ciudad México, Puebla y Morelos…Dice Murphy que siempre debemos estar preparados para lo peor, pero ¿quién de nosotros siente preferencia por mantener el optimismo frente al presente y persiguiendo el futuro engavetado?...Nunca estamos preparados para lo peor. Un ataque cardíaco, un atropello, un asalto. No, México no estaba preparado para otra pesadilla.

 

NO LO SENTI.-Estando en Guadalajara, ciudad en la estudia Periodoncia mi hija María Auxiliadora, no sentí ninguna alteración mientras transitaba en la Avenida Chapultepec. Me llamó la atención ver gente saliendo de los edificios, pero nada extraño entre los nos encontrábamos a ras del piso, hasta que escuché la palabra temblor, pronunciada por alguien…Zona de bares, restaurantes y librerías, con pantallas por todos lados, fue fácil percatarse de lo que estaba ocurriendo en la capital y ciudades vecinas…Incluso, pude ver edificios cayendo, tanto lenta como estrepitosamente. Cuando has vivido momentos como ese, los corazones se encogen y las almas gimen. Esa aproximación al fin del mundo, es asfixiante.

 

IMPACTA.-Sentirse de pronto sin presente y sin futuro. La desesperación en México, Puebla y Morelos, se podía tocar en las imágenes que ofrecían las pantallas. La consternación cobijaba también a Guadalajara como al resto de México. La capital tan agitada, tan alegre, tan bulliciosa, un sitio al que tanto me gusta ir pese a los peligros que lo rodean, la ciudad que escogió García Márquez para el final de sus días, esa que le rinde homenaje a Juan Rulfo en su centenario, había quedado nuevamente herida y desorientada, pretendiendo solamente sobrevivir, no buscar una brújula para saber hacia dónde moverse…Un momento dramático, en el que aún lejos del epicentro del caos, y sin ser mexicano, se siente México en la  piel, como dice la canción de José Manuel Fernández,  que entre otros, canta Luis Miguel.

 

 

FATAL COINCIDENCIA.-Cada 19 se septiembre, se acostumbra en toda la República mexicana, realizar un simulacro en recuerdo de la tragedia de 1985. Un rato después de ese simulacro, la fatalidad volvió a golpear a México en la mandíbula, doblando sus rodillas, no su espíritu de lucha ni afectando esa solidaridad que se multiplicó casi instantáneamente , activando el título de uno de los diarios el día de la independencia “Lo mejor que tiene México, es su gente”…Aún en pueblitos muy pequeños, se organizaron brigadas de rescatistas para ayudar en todo lo que fuera posible a la orilla del drama…El titular que hincha corazones “Fuerza México”, fue utilizado por varias publicaciones al amanecer del miércoles.

 

ESTREMECEDOR.-Fue el rescate de una niña de pre escolar en la Escuela R   , presentado en pantalla y por Facebook. Fue al amanecer del miércoles y fue descubierta entre escombros, dramáticamente atrapada, por el movimiento de una de sus manos…Ha sido impresionante como funcionan las diferentes organizaciones. La experiencia acumulada a lo largo de tantas dificultades atravesadas, explica la efectividad que se muestra en México cuando se mueven todas las fuerzas para sacar a flote a los ciudadanos que batallan por sobrevivir….Es obvio que de las calamidades se obtienen útiles lecciones…Se explica que la diferencia con el terremoto de 8.2 que golpeó Oaxaca y Chiapas, es que el epicentro se ubicó en el mar. Pese a eso, los estragos fueron brutales.

 

OTRO PELIGRO.-Hay un daño agregado que es mortal, y es el que producen los grandes cartelones publicitarios al caer. Sirve para nosotros que ni siquiera podemos ver los semáforos con tantos carteles colgando. Aquí no hay tantos como en Nicaragua, otra tierra propensa a terremotos. No hay duda que allá el caos sería indescriptible porque la ciudad quedaría estrangulada, con el tránsito cerrado para todos los apoyos necesarios. Seríamos víctimas de nuestra propia irresponsabilidad…Por ahora, nos sacude lo de México y ver batallar a su gente. Aún estando en Guadalajara y siendo un extraño, distante del caos imperante, pero impactados por todo lo que estamos viendo, se siente México en la piel. Y recuerden visiten  ENIMOSA en el paseo Tiscapa.

 

Por Edgar Tijerino M.

 

Ediciones Mayo
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

 

Ediciones Especiales